WikiPol Blog

Cinemómetro | 6 marzo 2010

Radar instalado en un pórtico sobre la calzada.

Radar instalado en un pórtico sobre la calzada.

En el campo del tráfico rodado de vehículos, se conoce como cinemómetro o radar a todo aparato, medio o elemento, destinado a medir la velocidad de los vehículos, con el fin de detectar los que circulan por encima del límite establecido para proceder en consecuencia según la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

En general, el principio de funcionamiento de estos aparatos se basa en el efecto Doppler por transmisión y recepción de ondas electromagnéticas.

La mayoría de estos radares disponen de un sistema de grabación de imágenes, ya sea por fotografía o vídeo, donde queda retratado el vehículo que ha superado el límite de velocidad programado.

Así funciona un radar

El funcionamiento del radar se basa en un fenómeno físico denominado efecto Doppler y se refiere a la variación de la frecuencia que emite un emisor en movimiento. Para entenderlo basta un ejemplo cotidiano, como es el de un coche que se acerca, pasa a nuestro lado, para después alejarse: el sonido del motor es más agudo cuando se acerca, para pasar a ser más grave cuando comienza a alejarse. Cuanto más rápido vaya el vehículo, este efecto es más pronunciado. Los radares de tráfico mandan una señal al coche que pasa y reciben una señal rebotada. En función de las diferencias de la frecuencia de la señal rebotada en el coche que pasa se puede calcular la velocidad.

Radares de tecnología microndas

El radar de tráfico actúa como un foco, en cuanto a su tamaño y su forma de operación. Esto es debido a que las microondas que emite se comportan en gran parte como ondas de luz. Viajan en línea recta y se reflejan fácilmente. Los objetos metálicos como los coches, camiones, guarda raíles y pasos a nivel son grandes reflectores, mandando reflejos de esas microondas en direcciones impredecibles como ocurre con un reflejo de luz. Cuando hay diferentes objetos moviéndose en la carretera dentro de su alcance, como varios vehículos circulando muy cercanos, el radar es incapaz de diferenciar cuál es el que produce la lectura y anula automáticamente la medida.

El radar de tráfico mide la velocidad por el reflejo que recibe del vehículo que pasa por el haz. Compara el cambio en la frecuencia reflejada con la frecuencia original del haz que envió, y de esta diferencia calcula la velocidad, que se muestra en la unidad de mando.

Radares de tecnología laser

Estos presentan diversas ventajas frente a los de microondas pero también tienen sus inconvenientes. Las principales ventajas son su precio de adquisición (24.000 € frente a 60.000 de un equipo de microondas, según datos del año 2002), la capacidad de medir de forma selectiva el vehículo hacia el que se dirige el láser y la posibilidad de medir un vehículo que se encuentra hasta 500 metros de distancia. En su contra tiene el hecho de que no puede ir montado en un vehículo, sólo permite funcionar de forma estática, permite medir un máximo de dos carriles cuando un microondas permite hasta seis y además el láser sólo mide correctamente cuando se dirige a una superficie metálica del vehículo.

Sistema de grabación

En los sistemas automáticos se utiliza una cámara de fotos digital como medio de captación de imágenes. Estas cámaras llevan un procesador integrado que permite almacenar hasta 10.000 fotografías en color o 15.000 en blanco y negro y se instalan en soportes fijos al margen de las carreteras.

Otra variante de cámara digital, que va instalada junto al retrovisor central del vehículo policial, se completa con un ordenador y una impresora que se sitúan en el maletero. Su principal demanda viene de las policías que actúan en zonas de concentración de extranjeros. Gracias a este sistema podrán parar al infractor y entregarle en el acto la fotografía de la denuncia para así poder proceder al cobro de la sanción en el momento. Una importante ventaja de las nuevas cámaras digitales es que encriptan la imagen y no permiten ningún tipo de manipulación.

Estos radares pueden llevar asociado un sistema lector de matrículas, denominado OCR. De esta manera la matrícula se introduce de forma automática en una base de datos y en la pantalla del vehículo de control aparecen los datos asociados a la matrícula tanto sobre titularidad como sobre causas pendientes.

Soportes del radar

Radares Móviles

Por las características del radar se pueden clasificar de dos maneras:

  • En Movimiento: El equipo radar está integrado en el vehículo y realiza las mediciones y fotografías en movimiento. Los vehículos con este tipo de radar deben mantener una velocidad estable, por ello se les instala un sistema de control de velocidad de crucero.
  • Estático: El equipo radar puede estar integrado en el vehículo o en el exterior de este mediante un trípode.

Radares Fijos

Los radares fijos se pueden encontrar en:

  • Pórticos sobre la calzada: Suelen colocarse tras los paneles luminosos de información, pues aprovechan la instalación electrónica con el Centro de Control de Tráfico por medio de fibra óptica. Este sistema permite que las infracciones que detecta el radar puedan verse en tiempo real en el centro de control y allí son impresas en el momento y enviadas en cuestión de minutos al domicilio del infractor.
  • Cajas aisladas junto a la calzada: Pueden ser de diferentes colores, perfectamente visibles o camufladas. Las cajas pueden ser metálicas o estar encastradas en una estructura de hormigón.
Estos tipos de radares suelen estar señalizados con anterioridad.

Curiosidades de un radar (España)

  • Antes de empezar a funcionar cada equipo se homologa, en España.
  • Una revisión exhaustiva es obligatoria cada año o cada vez que una reparación requiere quitar el precinto de homologación.
  • Cada equipo se asigna a un vehículo concreto y no podrá montarse en ningún otro coche.
  • Actualmente el 60 por ciento de las mediciones se hacen desde equipos móviles (datos año 2002).
  • El margen de error de un cinemómetro de tráfico es del 1 por ciento.
  • Los equipos empleados en España proceden de Alemania y Suiza.
  • Los coches con radar móvil llevan un tacómetro que es revisado y precintado anualmente.
  • El 90% de las policías trabaja con fotografía en color.
  • Un radar es capaz de distinguir un turismo de un camión y por ello permite un doble tarado de velocidad máxima.
  • Un radar no es capaz de medir en curva ni en un cambio de rasante.
  • El equipo necesita aproximadamente 6,3 metros de velocidad constante del vehículo infractor para que la medición sea válida.
  • Para mediciones estáticas en casco urbano el radar debe tener delante un espacio libre de 10 metros.
  • Un radar móvil no puede medir de frente porque sumaría la velocidad de ambos vehículos.

Referencias

Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: